martes, 19 de julio de 2011

Devorado por tu ausencia














Devorado por tu ausencia, rendido al amor. Sin retirada, sin rendición; unicamente eléctrico, como un rayo que busca donde arder, como un grito que espera ser escuchado. Sólo enamorado, como un niño en el cine, como un dios viendo su obra, como si viviese en un sueño, envuelto en violines, sobre las nubes, donde tú estás. Con tu voz en mi cabeza acariciandome una y otra vez. Tengo que humedecerme los labios al sentir como me besas... La tarde se vá, el sentimiento lo inunda todo, no se si podre resistir... Mi corazón bombea sobre el teclado esperando encontrarte en alguna linea, pobre... no sabe que no estás, que sólo eres una luciernaga en el cielo. Cuando te encuentre, te morderé el alma hasta hacerte sangrar, necesito saber que estás viva, que no eres sólo un sueño, palabras, palabras... recuerdo tus caricias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario