miércoles, 20 de julio de 2011

El día que me quieras

Poner música a las palabras para abrazarte y bailar sobre la muerte, para sonreír al borde del acantilado cuando la lluvia arrecia y ya no queda nada. Vivir, vivir como soñar, soñar como vivir. Sólo palabras anudadas a tu cuello como perlas, como las lágrimas que caían por tus mejillas. Son las cosas de otra noche sin ti, tan lejos, tan cerca... Escucho canciones de amor mientras tramo estrategias de fuga y planes de loco.

1 comentario:

  1. Que tristeza leer las dos últimas, sobre todo la última, se ve que que te inunda la melancolía, recuerdas la canción de Sabina, "Calle melancolía", pues debiste mudarte hace años al barrio de la alegría. (es una de la que más me gustan cuando estoy triste y la de los besos malditos de la Oreja de Van Gogh)

    ResponderEliminar