domingo, 26 de febrero de 2012

My Hailstorm


My Hailstorm from Gavin Owens on Vimeo.

http://www.galeriatexu.com/PROGRAMA/exposiciones/2012_01-15/Gawin_Owens/Gawin_Owens.html

Piedras que caen… no se detienen, nadie las espera, tan solo te van corroyendo, te van golpeando, primero despacio y luego fuerte, como si te measen encima, como si el diablo te mirase y empezase a escupirte. Piedras de odio y piedras del cielo, todas dañinas, una tabla de multiplicar hecha con los restos de tu vida, como si fuese una letanía donde en vez de números se repitiesen disparos, el eco de las ovejas degolladas… Azul, el cielo azul como si fuesen dos ojos arrancados tirados en el suelo delante de ti. 

jueves, 23 de febrero de 2012

Johnny 99



Cerraron la fábrica de coches
De Mahwah el mes pasado
Ralph salió a buscar trabajo
Pero no encontró nada
Volvió a casa muy borracho
De mezclar Tanqueray con vino
Consiguió una pistola y le disparó a un vigilante nocturno
Ahora le llaman Johnny 99
Allí en la parte alta de la ciudad
Donde cuando encuentras un semáforo rojo no paras Johnny ondea su pistola
Y amenaza con volverse loco
Cuando un poli fuera de servicio
Le sorprende por detrás
Frente al Club Tip Top
Esposaron a Johnny 99
La ciudad le proporcionó un defensor público
Pero el juez era el Malvado John Brown
Entró en la sala
Y fulminó al pobre Johnny de una mirada
Bueno, las pruebas estaban claras
Vamos a oír la sentencia justa para el delito 98 años y un día
Y le seguiremos llamando Johnny 99
Una pelea a puñetazos estalló en la sala
Y tuvieron que llevarse a la chica de Johnny
Su madre se levantó y gritó «juez, no me quiten así a mi hijo»
Bueno, chico, si tienes alguna declaración
Que hacer, hazla ahora
Antes de que llegue el alguacil
Y se te lleve juez, yo tenía deudas
Que ningún hombre honrado podría pagar
El banco tenía mi hipoteca
Y se estaban llevando mi casa
No estoy diciendo que eso me convierta en inocente
Pero fue más que todo eso
Lo que puso la pistola en mi mano
Señoría, creo que estaría mejor muerto
Y si se puede quitar la vida a un hombre
Por las ideas que tiene en la cabeza
Entonces ¿por qué no se sienta en esa silla
Y piensa en todo esto, juez, una vez más?
Deje que me afeiten la cabeza
Y que me ejecuten de una vez

lunes, 13 de febrero de 2012

ANTI-MICROBIAL Protection


















Cesar Naves ha recorrido el mundo y en todas partes se ha encontrado con los restos de los sueños, con lo que queda del material con el que se construyen los sueños. Los restos de lo que nos da la vida, el humus con el que cubrimos la Tierra, el estiércol en que convertimos todo aquello que tocamos; detritus, como los sueños abandonados en las esquinas de la vida.
Las fotografías disparan humanismo, nos enseñan donde se posan el final de las ideas, en que nos convertimos cuando llegamos a puerto y rendimos pleitesía a la madre Naturaleza.
Engullimos alimentos, penetran por la boca se deslizan por la garganta, bajan hasta el estomago, se van descomponiendo, se van corrompiendo como la vida misma. Ya que vivir es morir, comer es cagar; hemos de morir para que surja la vida, todo se transforma y no somos mas que una parte de un mundo que apenas comprendemos. Todos defecamos, todos nos inclinamos para dejar caer las deposiciones que abonaran la tierra, pero ¡maldita sea! aunque todos lo hagamos, no todos cagan en el mismo sitio, aunque todos tengamos que hacerlo para vivir algunos cagan en váteres dorados.
Cesar viaja por escenarios que van llenando su vida de paisaje y sentimientos. Jordania, Kenia, Croacia, Nepal, España, Senegal, son algunos de esos rincones; como escribió Paul Bowles en El cielo protector: «Entre el turista y el viajero la primera diferencia reside en parte en el tiempo. Mientras el turista, por lo general, regresa a casa al cabo de algunos meses o semanas, el viajero, que no pertenece más a un lugar que al siguiente, se desplaza con lentitud durante años de un punto a otro de la tierra. El turista acepta su propia civilización sin cuestionarla y el viajero la compara con las otras y rechaza los aspectos que no le gustan». No hay ningún afán crítico o despectivo en las instantáneas de Cesar, igual que no hay ningún afán de hacer turismo en sus viajes, tan solo es el discurrir de la vida, como un río, lleno de meandros, charcos y rápidos por los que descendemos sin apenas poder hacer nada por evitarlos.
Las fotografías pueden ser un recuerdo o una denuncia, o una manía, o más bien un intento de compra de recuerdos —como cuando un replicante sueña con ovejas eléctricas— de turista japonés (o español) pero también puede ser una obra de arte. Cuando la idea, tras la reflexión, nos lleva a intentar comunicar algo («torear es tener algo que decir y decirlo», decía el maestro Rafael el Gallo) nos estrujamos los sesos buscando el camino. Cesar enfoca de manera artera y precisa, adrede; sabe lo que nos quiere contar: todos los hombre y mujeres por muy alta cuna que hayan tenido han de buscar un rincón para depositar sus restos.
Me cuenta Arley (mi escanciador personal) que en su pueblo, en Chinche Viejo en la Cordillera Central colombiana, cerca de Macondo donde  Aureliano Buendía vio como su hijo recién nacido con una cola de cerdo, como había profetizado la maldición, era comido por los hormigas, «porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.» había usado retretes como alguno de estos, en particular como esa especie de jaima a la orilla del río Senegal. Construían así los baños para la gente humilde, en la vega de los ríos cavaban un agujero y hacían un reguero hasta el agua, ponían una tabla encima a la que habían recortado un circulo en el centro, el invento también servía de ducha colocando una manguera por arriba de los palos que sujetaban la lona.
Hace poco tiempo que hay aseos en las casas de España, antes las viviendas solo disponían de una vacenilla “¡Agua va!” gritaban cuanto arrojaban las heces por la ventana. Ahora ya nadie recuerda aquello, se buscan hoteles con spa y pulserita en la muñeca y la mayor aventura que han sufrido ha sido tomar un mojito en el Floridita o comprar unas castañuelas de plástico a un gitanillo en el mirador de san Nicolás.
Cesar nos narra lo que ha visto, no lo que le han enseñado, ni lo que le han dicho, de esos sitios donde mamá nos decía que no fuésemos, esos sitios donde sentiste que estabas vivo y que la vida era mucho más que pensar que propina dejo al maître. La vida solo luz y sombras, frío y calor, un agujero, ese sitio donde nos sentimos vulnerables. Tal vez sea más real que decir “se vive como se sueña”, decir: se vive como se caga, solos.
 
César Naves en La Sala de Blas (Archidona)
4-25 de febrero del 2012
http://noterustas.blogspot.com/
http://www.facebook.com/pages/La-Sala-de-Blas/170763322963628

domingo, 12 de febrero de 2012

He necesitado cumplir los 25


Eva Vaz:

He necesitado cumplir los 25.
He necesitado licenciarme
en Filosofía,
y perseguir un doctorado,
y despellejar impaciencia
en unas oposiciones,
para descubrir
que lo más apreciable,
mi mejor joya:
mi COÑO.
Ahora me faltan años
para retroceder en el tiempo
y ejercitar otras virtudes
y conquistar el mundo
en un abrir y cerrar
de piernas.

He encontrado este poema de Eva Vaz en un artículo (Bukowski y los 37 hijos de Satanás) escrito por Roxana Popelka para la revista cultural calle 20.

viernes, 10 de febrero de 2012

INTROITO

video

«Cada cual ha de organizar el caos que lleva dentro de sí, para llegar a reflexionar sobre sus auténticas necesidades. Su honestidad, su carácter verídico y competente se tiene que oponer en algún momento a esa actitud que siempre y solamente repite al hablar, aprender y reproducir. Se empezará, por fin, a comprender que la cultura aún puede ser algo muy diferente a la decoración de la vida, es decir, en el fondo, siempre ese continuo fingimiento e hipocresía. Porque todo adorno oculta lo que se adorna. De este modo, se revelará el concepto griego de cultura —en contraposición al romano—, el concepto de cultura como homogeneidad entre vida, pensamiento, apariencia y voluntad. Así se aprenderá por propia experiencia que aquello que permitió a los griegos la victoria sobre las otras culturas fue la fuerza superior de su naturaleza moral, y que ese aumento de veracidad tiene que ser también una exigencia preparatoria de la  verdadera formación, aunque esta veracidad en ocasiones pueda perjudicar seriamente a toda esa "cultería" que actualmente acapara el respeto de momento y pueda incluso proporcionar la caída de toda esa cultura decorativa.»
Friedrich Nietzsche, Sobre la utilidad y el perjuicio de la historia para la vida.

INTROITO



Doy gracias a Dios por estos dones que me ha dado.

jueves, 9 de febrero de 2012

INTROITO



El amor, el fiel recuerdo de una rosa.
El amor, el ardiente fuego de las palabras,
                                antes de ser ceniza.

http://guiasderuta.wordpress.com/2012/02/08/galeria-lola-orato-el-espacio-de-arte-cercano-en-oviedo/

miércoles, 8 de febrero de 2012

INTROITO


Ayer me encontré un fantasma, ella me dijo hola y yo le dije adiós.El tiempo había muerto, y yo también desde entonces. Ni tan siquiera hubo sorpresas, tampoco melancolía o tristeza, era como mirar una hoguera después de mearla solo había que marchar.

http://galeriadearteasturias.com

INTROITO



Me pasé la noche escuchando los pasos del diablo alrededor de mi cama, la angustia del miedo a volver a caer en sus garras me impedía cerrar los ojos y verte a mi lado, volví a acurrucarme en el rincón aterrorizado por el embate de las furias que soltaban dentelladas a mi cuerpo desnudo...

INTROITO



Me has vuelto a traicionar, despacio la noche se fue al río como el perro a la correa de la que morir ahorcado. El calor insoportable era como el frío de tus calcetines en la noche. Aquel oasis de tristeza y soledad. Tu cara un espejo de barro, ya no quedaba nada, nada. Tu voz se fue convirtiendo en un estercolero donde mi vida se iba aplastando y sobre la que buscabas, ya no se lo que buscabas entre mis restos, ya no tenía velas para que soplases, ni tan siquiera mástiles, los huesos se habían derrumbado sobre la cubierta y solo las hienas rebuscaban... como cerdas en el fango.

INTROITO



Dime despacio las mentiras,
primero una y luego otra,
despacio...
como si me clavases puñales.

INTROITO






Antes de que las pirámides fuesen levantadas, ya estabais ahí, recogiendo las migajas del rey, construyendo imperios más poderosos que el tiempo y más venenosos que la envidia.
Sois los amos, los elegidos, los guardianes (inventores) del Santo Grial, sois los hijos de Ra y el Arzobispo de Canterbury; y las amantes de Mahoma, los perros de Valhalla y los que tienen las llaves del cielo, S. Pedro y Osiris (el chacal). Sois la Virgen de Covadonga y la que lee las cartas en la teletienda. Sois la cúspide de la pirámide, el semen derramado…
Sois los hijos de la Bestia.

sábado, 4 de febrero de 2012

Introito











fotos X-C

Frente a la actitud de los que se limitan a repetir, lo que oyen, lo que les enseñan y lo que nos dicen que veamos. Intentamos que la cultura sea algo muy diferente a un bonito escaparate, a lo que simplemente es una pátina hipócrita en la que se intenta comprar algo que no se posee, tapar con un adorno lo que se oculta.
Queremos unir pensamiento y deseo, cultura y vida en la búsqueda de la verdad (nuestra verdad) aunque ello nos haga tropezar contra el muro de una cultura oficial, pura nadería, simple decoración para alabar la estupidez de los buenos ciudadanos (súbditos en este reino de parados).