domingo, 28 de abril de 2013

Virxilio Vieitez







































































Virxilio Vieitez (1930-2008) llena las paredes de Espacio Fundación Telefónica del 7 de febrero al 19 de mayo en una retrospectiva con más de 250 fotografías, seleccionadas entre 50.000 negativos realizados de 1953 a 1980 por las aldeas de Terra de Montes, en la provincia de Pontevedra.
La cámara enfoca y dispara contra la realidad, inmortaliza la miseria, las ilusiones, los pequeños rincones de alegría y la muerte de todas esas gentes que habitan una España de odio y tristeza. Los personajes aparecen inmóviles como faraones egipcios esculpidos en las piedras del Valle de los caídos o como obispos, señores feudales, mantenedores de que todo siga igual; nadie se mueve, apenas una sonrisa, como la de del capitel tallado en la Cámara santa de Oviedo, que provoca la ira del monje ciego, Borges, en El nombre de la rosa.
El objetivo retrata y arrastra las almas en vida como las muestras de aquellos últimos indios asesinados por el hombre blanco (cristiano). Los ojos miran con asombro al disparador, tienen mas miedo que vergüenza y parece que esperasen algo, tal vez ese paso al paraíso prometido por ser buenos, buenos fieles, buenos vasallos, buenos siervos. Como siempre, como hoy nos quieren: mansos y entregados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario