domingo, 15 de diciembre de 2013

Llevo días esquivando la muerte


























Llevo días esquivando la muerte
Más allá de la locura
Más allá de la vida
En el límite
Estoy en el umbral de la muerte (donde no estás)
Donde no te encuentro
Donde pasa la noche (arrancándome los huevos) (destruyéndome)
Y nada me lleva a ti
                        a ti
                        A ti
Y ahora esta noche
                    noche maldita
        Maldita noche en que te conocí
        Maldita noche en que te amé
Tengo el tiempo arrasado entre tus ojos
Tengo el dolor tan vivo que la muerte es una fiesta
Y cuando me miras (cuando recuerdo que me miras)
Me vengo abajo como un derrabe
Como si tus pequeñas tetas
me disparasen
Ya se, ya se
Pero ahora, cuando llego a casa
Cuando no me queda otra
que meterme en la cama
Cuando no me queda otra que abrazarte
Cuando mis labios (resecos, muertos)
No queda otra que el camino de piedras
… los pasos
     pies de gato
    Una ventana cerrada
    por la que veo el sol
Y esa tarde (tarde maldita de pájaros que vuelven a casa)
Y el amor, amor de lamerte, de sentirte, ahí
Y el dolor, dolor inmenso, descabellado
Dolor de silencio, de tus besos, de tu piel, de tus buenos días, de tu amanecer
y de tu piel rastrillada por mis manos.
Dolor de infancia  y de infinito
Un dolor sobrehumano de horas sin ti
Y noches
Noches sin sueño
Noches de ti
De recorrerte
De besarte, caricias y palabras una y otra vez
Una y otra vez
Y así todo el día (y toda la noche)
Hundido en ti
Como imágenes de fotos
Como instantáneas antes de morir
Así vas a ser tú ahora
Solo nada
        Nada
Solo dolor


foto Todd Hido

1 comentario:

  1. Cuando el amor duele queda la vida, allá lejos...

    Un saludo.

    ResponderEliminar